Hotel Sirimiri  header
Home > Ruta por la costa de Bizkaia

Ruta por la costa de Bizkaia
Hotel Sirimiri



Con la llegada de la primavera a la vuelta de la esquina es el momento de volver a hacer planes cerca de la playa y conocer lugares llenos de encanto y cerca del mar. La costa de Bizcaia y con los municipios que lo llenan de vida es un buen ejemplo de ello que nada tienen que envidiar a otras zonas como Guipúzcoa, Asturias o Cantabria. Hoy te invitamos a hacer un recorrido por algunos de los mejores pueblos de la costa de Bizcaia. Seguro que te va a sorprender y encuentras un espacio para convertirlo, durante unos días, en tu pequeño paraíso donde volver.

Para empezar a disfrutar de esta ruta por la costa de Bizcaia lo mejor es instalarte en el Hotel Sirimiri en pleno corazón de Bilbao y a menos de 45 minutos de cada uno de los puntos de este itinerario. El perfecto emplazamiento y conocimiento de la ciudad del Hotel Sirimiri te permitirá disfrutar de la urbe después de tu día de ruta así como visitar también los monumentos y espacios más destacados.

Tu ruta por la costa de Bizkaia está llena de deporte, acantilados y mucha naturaleza

Con la ría como elemento central y la playa como atractivo turístico, Plentzia es una agradable y acogedora localidad costera situada a unos 25 kilómetros de Bilbao, en una hermosa bahía que se asoma al mar y que comparte con la vecina Gorliz. Tras un ameno paseo a orillas de la ría, salpicada de pequeñas embarcaciones, nos llevará hasta la tranquila playa de Plentzia, uno de los principales atractivos de la villa. El extenso arenal de aguas tranquilas, muy frecuentado por los bañistas en verano, cuenta con unas características excepcionales para practicar diversos deportes acuáticos como el piragüismo, el buceo o el windsurf. A través de su paseo marítimo es posible llegar hasta la vecina Gorliz.

Tu siguiente parada en la costa es Mundaka, un pequeño y encantador pueblo centrado alrededor del puerto pesquero. El puerto es además el rincón más pintoresco de la localidad y donde los lugareños de todas las edades se reúnen y pasan el tiempo ya sea junto al agua, en el parque, el frontón o alguno de los bares de la zona. Mundaka es famoso internacionalmente por su escena surfera. Si tienes la oportunidad, te recomendamos también visitar la localidad en otoño, cuando surfistas de todo el mundo se acercan a montarse en una de las olas más largas del mundo. Además disfrutarás de las hermosas vistas de la Isla de Izaro, el monte Ogoño y el estuario, la zona más emblemática de la Reserva de la Biosfera del Urdaibai. ¡El flechazo asegurado!

Bermeo cuenta con uno de los puertos pesqueros más bonitos de la zona, flanqueado por casitas de mil colores y un paseo marítimo repleto de terrazas y buen ambiente durante todo el año. Te encontrarás dentro de la Reserva de Urdaibai, un espacio natural bellísimo declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en el año 1984. Muy recomendable también adentrarte por las calles del centro histórico para conocer monumentos de gran interés como la iglesia de Santa María de la Asunción, la iglesia de Santa Eufemia o la puerta amurallada de San Juan. Querrás inmortalizar todos y cada uno de estos momentos y disfrutarás de la oportunidad de visitar su abundante patrimonio cultural.

Tu ruta por la costa de Bizcaia termina en Bakio, un hermoso y singular municipio rodeado de montañas, caseríos y una costa de acantilados impresionantes, convirtiendo esta pintoresca localidad en parada obligatoria en la ruta por la Costa Vasca. Es uno de los destinos preferidos de todos aquellos que buscan días de sol, playa y deportes acuáticos. Se trata de una localidad turística situada en un entorno privilegiado entre playas, calas, acantilados, miradores increíbles. A este magnífico entorno natural, Bakio también te ofrece otros rincones muy interesantes como la Parroquia de Santa María de la Asunción, la Parroquia de Andra Mari, la ermita románica de San Pelayo o el Museo del Txacoli.

Toma nota, coje la tabla de surf y haz tu reserva en el Hotel Sirimiri. Disfruta al máximo con una magnífica ruta por la costa de Bizcaia. Puro encanto y una maravilla de naturaleza ahora que la vida vuelve a despertar. ¡Garantizado!