Hotel Sirimiri  header
Home > Escapada de Semana Santa en Bilbao

Escapada de Semana Santa en Bilbao
Hotel Sirimiri



Cualquier momento del año es ideal para viajar a Bilbao, redescubrir la ciudad y callejear por su centro histórico y comercial. Dejarse llevar por sus calles, ver como tradición y vanguardia se unen es una experiencia que no te puedes perder y más, en una ciudad cargada de historia, gastronomía, creatividad y llena museos y atractivos mundialmente conocidos. Con la Semana Santa a la vuelta de la esquina, empiezan a renacer las ganas de salir de casa y, ya sea con amigos, pareja o familia al completo, pasar unos días alejados del run-run diario.

En el artículo de hoy te invitamos a que visites la capital de Vizcaya y vivas la Semana Santa. En Bilbao, la Semana Santa fue instaurada en 1554, cuando la llegada de una astilla de la Cruz de Jesús ocasionaría la formación de la primera cofradía, la de la Vera Cruz. Hoy en día, la Pasión bilbaína comprende un total de trece procesiones en las que participan cada año más de 3.000 cofrades.

Su patrimonio comprende auténticos tesoros de la imaginería religiosa de artistas como Juan de Mesa, Raimundo Zapuz, Quintín de la Torre o Higinio Basterra.

Para disfrutar de estos días de pasión y fe tienes a tu disposición el Hotel Sirimiri. Su ubicación te permitirá disfrutar de la más amplia oferta cultural, comercial y gastronómica de la ciudad así como proporcionarte ese descanso apacible y reparador tan necesario. Sirimiri dispone de varios servicios y comodidades para que tu estancia sea lo más cómoda y relajada posible.

La Semana Santa en Bilbao tiene mil opciones para ti

Más de tres mil cofrades bilbaínos participan en cada una de las procesiones desde el Viernes de Dolores hasta el Sábado Santo acompañando a los Pasos o figuras, algunas de ellas de gran valor artístico. La Procesión del Nazareno es otra de las imprescindibles en la Semana Santa bilbaína. Esta colorida y emotiva procesión recorre los barrios altos de la ciudad y llega a su punto álgido a su paso por la calle Cortes, donde la imagen de Jesús Nazareno es recibida con saetas y aplausos. La Procesión del Silencio transcurre de madrugada por las Siete Calles o Casco Viejo.

Una de las procesiones más conocidas y multitudinarias de Bilbao es la procesión del Domingo de Ramos en la que es típico llevar a los pequeños de la casa. Hasta ahora denominada procesión "del Borriquito" y que, desde el 2016, incorpora un nuevo paso llamado "Hossana" obra del imaginero cordobés Enrique Ruiz Flores.

Si tienes ganas de conocer más de la Semana Santa en Bilbao puedes visitar el Museo de Pasos de Bilbao, un espacio con el objetivo de difundir la historia de la Semana Santa y dar a conocer el patrimonio artístico y religioso que posee.

No olvides que después de ver la procesión y dejarte envolver por los sonidos de los tambores y las cornetas, Bilbao tiene para ti mil ofertas más. Desde la gastronomía hasta actividades infantiles, la urbe vasca es todo un punto de atracción internacional. Entre los mil atractivos activos, el Funicular de Artxanda es el tren cremallera centenario con el que llegarás a un mirador que te brindará lo nuevo y viejo del territorio con los montes que lo rodean y la Ría que lo surca. Desde allí podrás localizar el estadio San Mamés, el Guggenheim, el Palacio de Euskalduna o el Teatro Arriaga y captar en una sola imagen toda la ciudad. El trayecto dura 5 minutos y hay servicio todos los días.

La belleza y diseño del Guggenheim y la icónica escultura floral Puppy son uno de los atractivos más internacionales de tu destino. En él encontrarás las exposiciones de arte contemporáneo del momento. Por otro lado, si prefieres ver y saborear los productos frescos, de proximidad y más exclusivos que han posicionado la cocina vasca en el mapa internacional tienes que ir al Mercado de la Ribera. Pasear sin mirar al reloj con tranquilidad por la Plaza Nueva, las 7 calles del Casco Viejo, el Paseo de Abandoibarra, la Ribera de Botica Vieja, Ensanche y Azkuna Zentroa son otras de las opciones que te brinda la ciudad. Un paseo por los Jardines del Arenal o las diferentes iglesias de Bilbao completan un agradable paseo.

Haz tu reserva en el Hotel Sirimiri, en el corazón del casco antiguo y disfruta de unos días de fe, religión y de una ciudad que siempre te recibe con los brazos abiertos. En el mostrador hay toda la información turística de la ciudad y una cafetería en la que disfrutar del desayuno buffet.