Hotel Sirimiri  header
Home > Escapada a Bilbao por el puente de diciembre

Escapada a Bilbao por el puente de diciembre
Hotel Sirimiri



Planificar una escapada a Bilbao este puente de diciembre es lo mejor que puedes hacer. Su gran variedad de opciones harán que tu estancia transcurra en un abrir y cerrar de ojos entre propuestas culturales, visitar pequeñas aldeas vecinas, callejear por su casco antiguo o bien, tomarte un café en los bares de su centro comercial. Historia, tradición y vanguardia conviven con el fantástico telón de fondo de una ciudad que se ha ganado el interés del turismo internacional.

Antes de empezar a hacer planes y reservar las entradas de museos o parques, tienes que escoger un buen lugar para descansar y relajarte después de un día en familia o amigos. El Hotel Sirimiri es la mejor de las opciones. Su trato familiar harán de tu estancia sentirte como en casa. Ubicado en el casco antiguo y muy bien conectado con el resto de la ciudad lo convierten en un imprescindible.

La escapada del puente de diciembre empieza en el cielo de Bilbao

Tu ruta puede empezar tocando el cielo de Bilbao y para ello, el Funicular de Artxanda es el tren cremallera centenario con el que llegarás a un mirador que te brindará lo nuevo y viejo del territorio con los montes que lo rodean y la Ría que lo surca. Desde allí podrás localizar el estadio San Mamés, el Guggenheim, el Palacio de Euskalduna o el Teatro Arriaga y captar, en una sola imagen, toda la ciudad. El trayecto dura 5 minutos y hay servicio todos los días.

La belleza y diseño del Guggenheim y la icónica escultura floral Puppy son uno de los atractivos más internacionales de tu destino. En él encontrarás las exposiciones de arte contemporáneo del momento. Por otro lado, si prefieres ver y saborear los productos frescos, de proximidad y más exclusivos que han posicionado la cocina vasca en el mapa internacional tienes que ir al Mercado de la Ribera.

Callejear con tranquilidad por la Plaza Nueva, las 7 calles del Casco Viejo, el Paseo de Abandoibarra, la Ribera de Botica Vieja, Ensanche y Azkuna Zentroa son otras de las opciones que te brinda la ciudad. Un paseo por los Jardines del Arenal o las diferentes iglesias de Bilbao completarán tu agradable paseo.

No descartes alejarte un día de la ciudad y recorrer pequeños pueblos vecinos. Portugalete, Getxo y Santurce son excelentes opciones y aunque en sus orígenes eran pueblos pesqueros, ya forman parte del área metropolitana de Bilbao. Castro Urdiales, a menos de 30 kilómetros de la ciudad, u otras localidades como Mundaka, Bermeo y Gernika te encantarán si eres un amante de la naturaleza.

Ya sea durante la comida o cena, la deliciosa propuesta gastronómica de la ciudad hace que cualquiera de sus restaurantes sean una apuesta ganadora. La ruta de pintxos, con su vino típico Txakoli, es uno de los manjares más deseados para los que quieren descubrir la cocina vasca.

Reserva ya en el Hotel Sirimiri clicando aquí. Contacta con nosotros para resolver dudas o terminar de organizar tu escapada. Este puente de diciembre, tenemos cita en Bilbao.